salsa, pesto

Salsa pesto

Aunque todos hemos probado la salsa pesto, casi siempre ha sido comprándola ya hecha o en un restaurante. Hoy vamos a aprender a prepararla por nosotros mismos.

La salsa pesto es una salsa tradicional de origen italiano preparada con hojas de albahaca fresca molidas, ajo, piñones, queso parmesano y aceites Maeva. Esta salsa no se cocina, se prepara en crudo; Es por esto que los ingredientes que usemos tienen que ser muy frescos y de primera calidad. Una vez preparada podremos usarla para acompañar cualquier tipo de pasta o incluso pizzas.

Salsa pesto, ingredientes

  • 25 gramos de albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo de tamaño medio
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Piñones
  • Queso parmesano
  • Sal

Preparación

  1. Para empezar, limpiamos bien la albahaca.
  2. La mezclamos con el ajo, los piñones y la sal y la molemos con una batidora hasta que quede una pasta homogénea.
  3. A continuación, añadimos el aceite de oliva virgen extra y removemos hasta que quede una pasta uniforme. No conviene que quede muy líquida pero tampoco queremos un bloque sólido de masa.
  4. Ahora añadimos el queso parmesano y volvemos a batir. Si con el queso se ha quedado muy espesa, podemos añadir una pizca más de aceite. También sazonamos en este punto.
  5. Tapamos y reservamos nuestra salsa pesto.

Más allá de la pasta

Vamos a aprovechar para explicarte dónde puedes poner la salsa que acabamos de preparar. El uso obvio es la pasta, pero también puedes mezclarla con tomate y lechuga para tener una ensalada con un toque especial. Puedes untarla en pan para comerla en tostada. Incluso puedes usarla como salsa para dipear, con queso o con nachos.

Sea como sea, esta salsa es deliciosa, muy nutritiva y muy sana. Aporta a la comida el característico sabor fresco de la albahaca y se prepara en cuestión de minutos. ¡No dejes de probarla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *